lunes, 29 de mayo de 2017

Reseña de Tengo ganas de ti | Federico Moccia.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo la reseña de un libro que ya reseñé en el blog hace muchos años, y como lo he releído, y la anterior reseña era bazofia, he decidido repetirla xd. ¡Espero que os guste!

Título original: Ho voglia di te
Autor: Federico Moccia
Páginas: 496
Editorial: Planeta

En Tengo ganas de ti, la esperada segunda parte de A tres metros sobre el cielo, Federico Moccia nos deleita con una deliciosa novela que nos habla de deseos, de amor y de sueños. Tras pasar dos años en Nueva York, Step vuelve a Roma. El recuerdo de Babi le ha acompañado todo este tiempo y teme el momento de reencontrarse con ella. Pronto se da cuenta de que las cosas han cambiado y de que poco a poco tendrá que reconstruir su vida de nuevo en Italia: hacer nuevos amigos, conseguir un empleo, empezar una nueva vida... Cuando conoce a Gin, una chica alegre y preciosa, parece que podrá enamorarse de nuevo. Pero no es fácil olvidar a Babi, y cuando la ve por primera vez siente cómo todo su mundo se tambalea...¿Es posible revivir la magia del primer amor?

Mira a su alrededor. Después, al no ver a nadie, se saca del bolsillo la llave del candado y lo abre. No le da tiempo a coger con la mano la manguera cuando me abalanzo encima de él, lo estampo sobre el capó del coche y me subo encima.
—¡O sea, que pone gasolina con mi dinero!
Lo agarro del cuello pero se resiste. En la pelea, se le cae el gorro. Una mata de pelo negro y largo se derrama sobre el capó azul. Cargo la derecha para golpearlo en plena cara, pero la luna pálida ilumina de repente su rostro.
—Hostia... ¡Si eres una chica! —Intenta salir de debajo. La mantengo quieta aún un rato mientras bajo el brazo derecho—: Una mujer, una jodida mujer.
La suelto. Se levanta del capó y se arregla la chaqueta.
—Pues sí, soy una chica, ¿qué pasa? ¿Por qué coño tienes que reírte? ¿Quieres darme de hostias? No me das miedo.
Esta tipa es demasiado. La miro mejor: tiene las piernas abierta y lleva un par de vaqueros con la cintura baja y unas Sneakers Hi-tech. Viste una camiseta negra debajo de la cazadora tejana oscura. La tipa tiene estilo. Recoge el gorro y se lo mete en el bolsillo de los pantalones.
—¿Y bien?
—¿Y bien qué? Eres tú la que se estaba quedando con mi dinero.
—¿Y qué?
—¿Qué? ¿Cómo que qué? —Me meto en el Micra y saco la llave del contacto—. Así no se te ocurrirá perseguirme. —Me la meto en el bolsillo y me alejo caminando. Aparezco un instante después con la moto. Había vuelto hasta el cercado de la gasolinera con el motor apagado. Arranco y en un momento estoy frente a ella. Paro y abro el depósito—. Pásame la manguera.
—No tengo la menor intención de hacer eso.
Sacudo la cabeza, la cojo yo mismo y echo la gasolina. Después se me ocurre una cosa, pongo sólo diez euros en mi depósito y me detengo. Rodeo su Micra con la manguera en la mano, abro el tapón y echo los otros diez euros en su coche. Ella me mira con curiosidad. Es guapa, con un aspecto un poco de dura. Quizá simplemente está fastidiada porque la han pillado. Lleva el pelo escalado hacia delante, parece muy desfilado, tiene los ojos grandes y oscuros y una bonita sonrisa, por lo poco que he podido intuir. Esboza una extraña mueca de curiosidad.
—¿Y ahora qué haces?
—Echo gasolina en tu coche.
—¿Y por qué?
—Porque vamos a ir a cenar juntos.
Muevo la moto y la dejo detrás de la caseta del gasolinero.
—Ni hablar. ¿Yo, a cenar contigo? Tengo otras cosas que hacer... Hay una fiesta, una rave, y he quedado con mis amigos.
Me hago el duro pero me dan ganas de reírme:
—Entonces, míralo así: tú querías pasar la noche con mis veinte euros, pero como eres muy afortunada, la pasarás conmigo.
—Lo que hay que oír...
—Si eso no es suficiente para tu fantástico orgullo..., digamos que o pasas la noche conmigo o te denuncio. ¿Te parece mejor así?
La tipa sonría maliciosamente.
—Sí, claro, me subo en le coche, en mi propio coche, para se exactos, con un desconocido y...
—Yo no soy un desconocido. Soy un tipo al que estabas a punto de estafar.

Bueno, como ya os dije en la reseña de Tres metros sobre el cielo, la primera parte de esta serie de libros, yo fui muy fan de esta historia. Cuando era pequeña leí estas novelas y acabé completamente enamorada, y fueron las causantes de que yo me abriese el blog. El caso es que hacía ya bastante que no leía los libros, y con motivo de la salida del tercero, Tres veces tú, decidí releer los dos anteriores, con la esperanza de que no me decepcionasen después de tantos años. Os recomiendo pasaros por la reseña del primer libro, que os he enlazado arriba para ver qué me pareció. Pero veamos qué he opinado de Tengo ganas de ti (aviso que hay spoilers del primer libro).

Tras la ruptura de Babi y Step y la muerte de Pollo, Step decide viajar a Estados Unidos dos años y estudiar allí. Cuando vuelve a Roma tiene que rehacer su vida, lejos de Babi, y conseguir olvidarla. Encuentra un trabajo, vuelve a vivir con su hermano, mientras que en Roma todos le conocen como una leyenda, tras la pintada en el puente que dedicó a Babi. Es entonces cuando conoce a Gin, una chica diferente, lo contrario a Babi, que hará que vuelva a sentir lo que sintió en un pasado.

Recuerdo que la primera vez que leí Tengo ganas de ti me parecía horrible que el segundo libro no tratase de Babi y Step, sino que hubiese una nueva chica. Era una aberración de la naturaleza, no entraba en mi cabeza, no concebía un universo en el que Babi y Step no estuviesen juntos, pero cuando lo leí finalmente me encontré shippeando cien por cien a Step y Gin.

Seguimos el estilo del primer libro, una historia de amor adolescente, pero si bien en el primer libro teníamos el topicazo de chico malo y chica buena, en este contamos con unos personajes más originales. Gin aporta un soplo de aire fresco a la novela.


Está narrado en primera persona desde la perspectiva de Step, pero hay veces que el narrador pasa a tercera. Esto en lo personal es algo que a mí me pone un poco de los nervios, me gusta que el narrador se mantenga igual durante toda la novela. Federico Moccia tiene mucha costumbre de hacer esto; va cambiando el narrador según le parece. A veces da lugar a confusión, y es por eso que yo prefiero que se mantenga siempre igual. Pero sí es cierto que Moccia tiene una narrativa muy ligera, perfecta para el verano.

Hablemos un poco de los personajes, empezando por Step. Me parece que este personaje sufre una evolución muy evidente del primer al segundo libro. Se le ve mucho más maduro, pero con ese toque mordaz y rebelde que siempre tiene Step, y toda sus ideas locas, detallistas y románticas que tanto le caracterizan. Como ya sabréis es un personaje que a mí me gusta muchísimo.

Yo tengo una teoría sobre el amor que os quiero compartir; en la vida te puedes enamorar verdaderamente de únicamente dos personas, tu polo opuesto, y tu alma gemela, y si bien Babi era el polo opuesto de Step, creo que Gin está más cerca de ser su alma gemela. Me encantan ambas parejas, porque creo que Step se complementa muy bien con las dos chicas. Gin aparenta ser una chica segura de sí misma, alocada y divertida. La primera vez que leí Tengo ganas de ti recuerdo que me declaré team Gin, pero siento que ahora soy más team Babi, a pesar de que Gin me gusta más como personaje individual. Supongo que tiene que ver con que yo sea más fan de los polos opuestos, porque la relación de Babi y Step me parece muchísimo más real e intensa, aunque al mismo tiempo más tóxica. Acabé este libro con la sensación de que Step con Gin se estaba conformando, y que siempre estaría enamorado de Babi. En fin, que este triángulo amoroso me da mucho que pensar, por lo que me parece un triángulo amoroso maravilloso, de los mejores dentro de la literatura juvenil para mí.

Hay más personajes nuevos en este libro, pero los vamos a obviar porque no me parecen interesantes. Meten alguna trama secundaria sobre los padres de Babi y su hermana, que según yo sobran un poco, pero bueno, ahí están. En cambio de Babi se saben muy pocas cosas en Tengo ganas de ti, la información sobre ella te la dan en cuentagotas, y esto sí que me ha gustado bastante. Adoro la idea de que sepamos tan poco de ella, porque hace que empatices más con Step, y sientas que la protagonista del primer libro ahora es una extraña para nosotros, tanto como lo es para Step que vive de su recuerdo. También decir que he echado muchísimo en falta a Pollo.


Otra cosa que odié profundamente la primera vez que leí el libro es el final abierto que tiene, pero sin embargo esta vez me gustó. Esto a lo mejor es un poco spoiler, así que saltaros este párrafo. Me encanta que al final del libro no quede claro si Gin y Step acaban juntos, porque al final tú puedes interpretar lo que te apetezca; vivieron felices para siempre, Step se fue con Babi, Step se fue con otra, acabó solo... Lo que sea. La última frase y todo me parecían muy acertadas, una pintada con la frase "Tengo ganas de ti", como hizo con Babi, y la duda de si Gin le perdonó. Para mí no hacía falta nada más.

Pero como sabréis recientemente han publicado Tres veces tú, que te resuelve todas esas dudas que quedaron en el tintero. Yo este libro en lo personal lo veía muy innecesario, y más después de tanto tiempo, pero igual le voy a dar una oportunidad, de hecho ya lo estoy leyendo. Así que estaros atentos al blog, que os traeré una reseña del libro que da final a esta historia de amor, que sin duda ha marcado a una generación.

Conclusión; Tengo ganas de tí me parece una historia de amor muy bonita, y más madura que su primera parte. Si te gustan las novelas románticas, sin demasiado trasfondo, para pasar una buena tarde, sobre todo ahora que se acerca el verano, os recomiendo mucho estos libros. A mí cuando era más pequeña me encantaron, así que no os dejéis guiar por la basura de adaptación cinematográfica y dad una oportunidad a estos libros.

¡Y eso sería todo! Os recuerdo que podéis seguirme en twitter, donde estoy fangirleando siempre y os cuento mis dramas (@NeryRadioactive), ask y curiouscat, donde podéis preguntarme dudas, insultarme en anónimo o declararme vuestro amor secreto (@NeryRadioactive y @NeryRadioactive), goodreads, donde escribo mini críticas y os mantengo al tanto de mis lecturas (@NeryRadioactive), e instagram, donde subo fotos de mi cara de pan (@NeryRadioactive). ¡Seguidme en todos lados!
¡Muchos besos y hasta pronto!

4 comentarios:

  1. Jamás he sido capaz de terminar esta saga. En cambio Perdona si te llamo amor me la bebí. Creo que en parte influye que esta es mucho más adolescente y la otra se centra en un mundo más adulto. No sé hehehe
    Me alegro de que te haya gustado <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja probablemente. Yo estos libros los leí con unos 11 años, así que supongo que eso influyó en que me gustasen tanto. La verdad es que no he leído nada más de Moccia, el resto de sus novelas no me llaman nada, no sé por qué xd.

      ¡Un beso enorme y gracias por comentar! <3

      Eliminar
  2. Hola,
    no hay libro que odie más que este, se cargó la completamente la historía de amor que creó en el primero y que termine con Gin, que prácticamente es una acosadora y debería estar en el psiquiatrico, no me convenció. En cambio amé la saga Perdona si te llamo amor.
    Me alegro de.que hayas disfritado con la lectura.
    Nos leemos.😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJA, es comprensible, la verdad es que Gin sí que es un poco acosadora XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD.

      ¡Gracias por comentar y un beso enorme! <3

      Eliminar