jueves, 7 de junio de 2018

¡Madrid Otaku, 16 y 17 de Junio! | Wish-list ❤

¡Hola ricuras!
Resulta que los próximos 16 y 17 de Junio va a tener lugar en Madrid, el evento "Madrid Otaku", que para los que no lo sepan, es una expo para los grandes fans del anime y manga, y yo voy a estar allí. Ya estuve una vez en 2016 (¡click para leer mi entrada!), y tenía ganas de volver. En esta tercera edición van a tener invitados como Iron Attack!, Haruka o Anzu Lilia, además de cosplayers nacionales. El caso es que en esta entrada os traigo un wish-list de cosas que quiero comprarme allí, y así, si no habéis ido nunca a un evento de este tipo os hacéis una idea de qué podéis encontrar, aunque os recomiendo muy mucho pasaros por la entrada que hice en 2016, que os he enlazado arriba.


Lo primero que necesito tener es un emblema de Digimon. Como sabréis si conocéis el anime, los niños elegidos tienen un colgante con su emblema y yo siempre he querido tener uno. Ya los he visto varias veces en estos eventos, pero siempre que los encuentro no llevo dinero, así que me quedo con las ganas. Esta vez iré a buscar uno aposta, y hasta que no lo encuentre no suelto mis ahorros xd. En estos eventos suelen valer cosa de 8 euros, ¡así que a ver si hay suerte! Si los veo finalmente, creo que me compraré el de Mimi, el de la inocencia, porque es con el que más me siente identificada. Pero si no me vale cualquier otro xd.


Otra cosa que me quiero comprar allí son peluches, en general. Los peluches allí son la cosa más mona que he visto en el universo, así que me urge tener millones. Siempre que voy intento comprarme alguno que voy poniendo en mi cama, así que esta vez espero que no sea diferente. En concreto me gustaría alguno de Digimon. Sí, soy super pesada con Digimon, pero es que este anime es mi espina clavada, porque a pesar de los famoso que es, y de los nuevos ova que están sacando, no encuentro apenas mechandising. Estuve en Japón hace cosa de un mes, y mi plan era volver con kilos y kilos de merchandising de Digimon, y no encontré nada que mereciese la pena, ¡incluso estuve en Odaiba y no tenían nada! Super indignada con este asunto. Mi sueño es tener todos los peluches de los digimons más importantes. ¡Sería genial! Y si no el primero que vea que me parezca kawaii, ¡o una alpaca multicolor!



Esto que os voy a enseñar ahora lo vi en un evento pasado, pero no tenía suficiente dinero y me quedé con muchísimas ganas de comprarlo. Se trata de una sudadera del Kingdom Hearts. Me parece preciosa, lo que pasa es que era un poco cara, pero estoy completamente enamorada de ella y la necesito en mi vida. Solo la vi una vez en un evento, pero espero que en la Madrid Otaku la tengan >.<. Os dejo una foto que le saqué en su día.


También me quiero comprar los nuevos tomos de Corazón de melón, me quedé por el tercero, y ya han sacado el cuarto y el quinto, así que tengo que tenerlos. Estos seguramente los tengan porque los tienen todos los años. Como ya sabréis si soléis leer mi blog soy super fan del juego de CDM y de los mangas, así que a ver si me pongo al día y me compro los que me faltan xd. Os dejo foto del tercer tomo, porque del cuarto y el quinto que son los que quiero no tengo xd.


Y por último quiero marcapáginas, miles de marcapáginas. En los stand no comerciales, que suelen ser de artistas y demás, suelen tener algunos preciosos, y yo acabo comprando mil. De esto no hay foto, pero cuando vaya los próximos días 16 y 17 haré una entrada enseñándoos que me compré finalmente, si es que me compré algo, y así vemos si cumplo mis propias expectativas xd. Y esa sería mi lista de deseos xd. Si queréis regalarme cualquiera de estas cosas no os voy a decir que no :3. Yo por mi parte os recomiendo mucho que no os perdáis la Madrid Otaku, que pinta muy muy bien. Llevo tanto tiempo sin ir a un evento de este tipo que me muero de hype ^////^.

¡Y eso es todo por hoy! Os recuerdo que tengo twitter, donde estoy fangirleando siempre y os cuento mis dramas (@NeryRadioactive), ask y curiouscat, donde podéis preguntarme dudas, insultarme en anónimo o declararme vuestro amor secreto (@NeryRadioactive y @NeryRadioactive), goodreads, donde escribo mini críticas y os mantengo al tanto de mis lecturas (@NeryRadioactive), e instagram, donde subo fotos de mi cara de pan (@NeryRadioactive). ¡Seguidme en todos lados!
¡Muchos besos y hasta pronto!

miércoles, 30 de mayo de 2018

¡Mi viaje a Japón! | Ueno, Akihabara y LaQua | Parte 1 ♥

¡Hola ricuras!
He estado un poco desaparecida del blog este último mes, pero es que casi no he pisado mi casa, así que no he sacado tiempo para publicar nada, pero aquí os traigo la primera parte de las entradas que subiré hablando de mi viaje a Japón. ¡Espero que os guste mucho!


Llevábamos mucho tiempo planeando y soñando con este viaje, pero hace cosa de un año nos lo empezamos a tomar en serio, teníamos que hacer que fuera real. En un principio íbamos a ir unos 10 amigos o así, pero entre unas cosas y otras la mayoría se fueron bajando del carro (típico), y solo quedamos mi hermana, María y yo, que somos las que solemos hacer los viajes juntas, de hecho fui con ella a Corea (¡click para leer mi viaje a Corea!). El caso es que además de nosotras tres, también se unió mi primito.

Cogimos el vuelo el día 11 de Abril bien temprano. No pasó nada interesante, pasamos los controles, que tuve que beberme mi zumito a la velocidad de la luz para no tener que tirarlo, y me hice amiga del señor de los controles en ese rato, y pasamos sin problema. Teníamos que coger un vuelo de Madrid a Roma, y luego otro de Roma a Tokio. En el primer avión nos dieron galletitas y zumito, así que guay.



En Roma tuvimos que esperar cosa de dos o tres horas hasta coger el avión a Tokio. Compramos un trozo de pizza, el más barato que había, porque en los aeropuertos te quitan un riñón por cualquier cosa, y así hicimos tiempo. También me compré un monster que me costó casi cuatro euros. Me dolió, pero lo necesitaba para no ser un zombie.


El avión fue una decepción abismal. Cuando fuimos a Seúl volamos con British Airways, que nos encantó, y Airitalia es un pedo. Si dudáis entre viajar con una de las dos, escoger British Airways sin dudar. Te daban la típica manta, almohada y auriculares que siempre dan, con eso ninguna queja. Pero la televisión funcionaba fatal, y tenía muy poca variedad de películas. Los asientos eran incomodísimos y muy estrechos, y lo peor de todo es que NO SE PODÍA CARGAR EL MÓVIL. Jdr, incluso en el metro hay enchufes para cargar el móvil, ¿y en un avión en el que vas a estar 12h no? Me pareció horrible, porque como la tv era una caca, pues yo planeaba ver Boku no hero academia desde mi móvil, que me lo había descargado, pero teniendo en cuenta que a mí la batería me dura seis horas como mucho, pues iba a ser imposible. Por suerte mi primo me dejó su cargador portátil, así que fui feliz viendo Boku no hero :)


Desgraciadamente la comida también era una basura, la de British Airways también era mejor. Te daban a elegir entre el menú italiano, y el japonés. El italiano, que fue el que pedí, tenía lasaña, verduras asadas, tarta de café, un pan, y la bebida. Y el japonés, arroz con pollo, ensalada de algas (creo), y lo demás era lo mismo. El italiano no estaba muy bueno, la lasaña casi ni la termino.



Cuando quedaba unas dos horas para llega nos trajeron un desayuno, que era, un bollo de chocolate, fruta, fiambre, pan y un yogurt. Esto pues sin más, no estaba mal xd.


El vuelo se me hizo eterno, y eso que a mí los viajes no se me suelen hacer muy pesados, pero como el asiento era incomodísimo, pues dormí fatal y fue horrible. Teníamos al lado a un italiano, que sus amigos venían de vez en cuando, se quedaban de pie en el pasillo, y hablaban a gritos con él, cosa que me tocaba el coño de una manera importante porque QUERÍA DORMIR. Yo y el ruído no nos llevamos muy bien. Pero bueno, sobreviví, y llegamos a Tokio con cara de muertos, pero por dentro estábamos felices.


Tuvimos que rellenar los típicos papeles de turista, poniendo dónde nos íbamos a alojar y todo eso, que fue un drama, porque teníamos la dirección escrita en kanji, y no sabíamos escribir kanjis, así que tuvimos que pedirle a una mujer que nos lo escribiese ella. Cuando logramos salir, fuimos a un almacén de correos que había en el aeropuerto, donde nos habían enviado nuestro pocket wifi. El pocket wifi, como bien dice el nombre, es wifi de bolsillo. Si viajáis a japón os recomiendo mucho cogerlo, porque tener conexión en cualquier sitio fue algo muy útil. En Corea no compramos nada, y perdimos mucho tiempo buscando wifi para poder mirar en el maps cómo se llegaba a x sitio, y demás. Así que el pocket wifi fue todo un acierto. Os dejo una foto que he encontrado en internet para que sepáis que aspecto tiene xd.


Luego compramos la tarjeta pasmo, que es la que te vale en el transporte público. Metes dinero, picas con la tarjeta, y te sale un poco más barato que coger el billete suelto. Además con la pasmo puedes pagar en las máquinas expendedoras, así que no está mal. De todos modos el transporte es un poquito caro, no sé cuánto nos gastamos en total, pero fue bastante, tuvimos que rellenar un montón de veces, y eso que siempre que podíamos íbamos andando. Y llegó la odisea de llegar al apartamento, cargados con mil millones de maletas. En uno de estos momentos, me quise sentar en una maleta a hacer el vago, sin pensar en que las maletas tienen ruedas. Posé mi culo, la maleta se movió, y me caí al suelo de una forma muy patética. La squad estaba mirando el plano del metro y no me vieron, pero algunos japoneses sí, así que me dolió, en el orgullo, y en el culo.


Al principio nos hacíamos un poco de lío con el tren, pero la gente en japón es super amable y siempre nos ayudaban. Una chica super maja nos estuvo explicando, bajó del tren para preguntar al conductor y todo, y fue muy linda. Aquí una foto de la chica explicando cosas a mi hermana.


Estuvimos mil siglos aproximadamente, en el tren. El aeropuerto estaba en el culo del mundo, así que se tardaba en llegar al centro. El paisaje de fuera parecía el pueblo de Mitsuha en Your name, y poco a poco nos íbamos acercando a la civilización. Cuando llegamos a nuestra parada, estuvimos mil siglos más hasta llegar al apartamento. Fue super duro, porque íbamos cargados de maletas, hacía muchísimo calor y yo llevaba un outfit acorde a la temperatura de Madrid, no la de Tokio. Nos perdimos mil veces porque la señora del airbnb no nos dio la dirección exacta. Con facilidad pudimos estar unas dos horas dando vueltas por la zona sin ver el apartamento.Yo quería llorar. La gente, que nos veían perdidos y con maletas, se acercaban a preguntarnos si necesitábamos ayuda. Aquí podéis ver a otra señora indicando a mi hermana cómo llegar.


El apartamento era super pequeño, pero para el precio que tenía, y para lo que lo íbamos a usar, que planeábamos estar todo el día fuera, pues no estaba mal. Os dejo las fotos que tienen en airbnb, aunque cuando nosotros fuimos los muebles estaban colocados diferentes a como están en la foto. También tenía unas escaleras (de las típicas de litera), que llevaban a un segundo piso, donde había una cama y ya, allí no se podía ni estar de pie xd. Pero solo hay fotos del piso de abajo, que la cama era el sofá, que se podía abrir.




Después de ver el apartamento y dejar las maletas, fuimos a un supermercado a comprar desayuno para toda la semana. Compramos zumos, yogures, bollos y plátanos. No les hice foto, a la mayoría de cosas, pero tampoco tenían ningún misterio. En el supermercado estuvimos un buen rato porque no nos decidíamos. Vendían jamón serrano y me hizo gracia, aunque también me pareció indignante porque ponía que un jamón era de italia, y el jamón serrano de italia no existe, es nuestro ¬¬. Me quedé con curiosidad de probarlo a ver si sabía como el de aquí.


Después fuimos a una tienda de bentos, que había cerca de nuestro apartamento, para comprar la cena. Yo compré yakisoba, que ya le había comido varias veces en España, y nunca he sido muy fan, pero quería darle una oportunidad al japonés, que sabía a lo mismo, así que tampoco fui fan. También cogí un onigiri de atún y gyozas, que los amé mucho. Yo y las gyozas siempre hemos sido bffs. Os dejo foto de la comida de María también xd. Cogió lo mismo pero cambiando el yakisoba por arroz con pollo.


Después de eso nos duchamos y nos fuimos a dormir, aunque era pronto, para recuperar horas de sueño y despertarnos pronto al día siguiente y empezar con el turismo a tope. Me desperté a las cinco  y pico de la mañana porque era incapaz de dormir más, pero bueno, al rato se despertaron los demás, así que no hubo problema. Desayunamos con la calma, nos arreglamos, aproveché para hacer vídeollamada con mis seres queridos, como por ejemplo, mi perro, ya que en España eran como las once de la noche y la gente seguía despierta, y todo fue muy bonito y estupendo. Salimos a la calle rumbo a la estación. En el camino había estatuas de shibas kawaiis.



Era hora punta y la estación estaba a reventar. Los japoneses son super ordenados, porque hay unas marcas en el suelo, que indican dónde van a estar las puerta cuando el tren se pare, y todos se ponen detrás haciendo cola. Al principio no nos dimos cuenta y nos quedamos pensando, ¿por qué nadie se pone cerca nuestra? Luego ya vimos que estaban haciendo cola xd. En España todos nos amontonamos junto a las vías para entrar primeros, pero ellos son más civilizados.



Fuimos al parque Ueno. Nos hacía mucha gracia preguntar "¿Qué te ha parecido el parque?" y responder "Ueno...". Estuvimos con coñas de esas todo el día xd. El parque en sí no tenía mucho misterio, era tipo el retiro, la gracia es verlo cuando están las flores de sakura. Dentro había un zoo, pero no lo vimos porque no estamos a favor de los zoos. También había un lago lleno de peces gigantes.




Había un sitio donde podías colgar un trozo de maderita pidiendo un deseo, era lindito ver los de la gente. Había algunos escritos en español. La mayoría de la gente pedía salud para su familia y amigos, suerte con los exámenes, y cosas así.




Luego entramos a un templo, que estaba todo el mundo en silencio y había dos mujeres rezando dentro. Para acceder a la zona de rezos tenías que quitarte los zapatos, pero nosotros lo vimos desde fuera, porque no era plan de entrar si no íbamos a rezar xd. Vendían cositos de pandas cuquis, que ni idea para qué valían. Creo que simplemente eran llaveros, pero no sé.





Luego fuimos a Akihabara, que es la zona friki, otaku y guay. Nuestra intención era ir a Akihabara de los últimos días, porque sabíamos que allí nos íbamos a querer comprar cosas, y así sabríamos cuanto dinero nos sobraba, pero al final decidimos ir el primer día, y luego volver también el último, porque allí había un sitio para cambiar el dinero, que rentaba mucho. En el aeropuerto cambiamos cosa de 100 euros cada uno, y el resto decidimos cambiarlo en Akihabara. En el camino nos moríamos de hambre, aunque solo eran las 11 de la mañana, o por ahí, y decidimos parar en el mcdonalds para alimentarnos un poco, que nos habíamos despertado muy pronto. Nuestra intención era comprar algo pequeño y más tarde comer, pero acabamos comprando un menú cada uno, que nos llenó mazo xd. Yo me pedí la de huevo, que en españa no está. Estaba muy rica.



Llegamos a Akihabara, y lo primero que vimos fue la Square Enix Café, que a mí la verdad es que me decepcionó un poco, porque tenía muchas ganas de verla, pero era meh. La carta no estaba tematizada, pero era caro, así que no valía mucho la pena pedir nada, y tenían una tienda de merchan, pero tampoco tenían cosas muy guays, y del Kingdom Hearts había poca cosa, que era de lo que yo soy más fan. Lo único bueno es que tenían puesta la banda sonora de sus vídeojuegos de fondo, y eso me hacía fangirlear.





Luego vimos una tienda de donuts que olía super bien, así que nos vimos en la obligación de hacer otra parada para comer. Yo me pedí un donuts rosa, que sabía mucho a fresa y akljshaldkjs estaba jodidamente delicioso. Me está entrando hambre de escribir esto.



Las calles de Akihabara eran demasiado geniales, todo lleno de rótulos y música de anime. Todo era como había imaginado en mi cabeza.



Vimos un montón de tiendas de figuras. Creímos que serían más baratas que en España, pero para nada, costaban un riñón. Solo podías encontrarlas baratas de segunda mano, o con mucha suerte. Eso sí, eran preciosas. Os dejo foto de algunas que me llamaron la atención, o por bonitas, o porque son de animes que me gustan xd.








Allí en Japón adoran Madoka mágica, porque había mil carteles y figuras de ella. Yo cuando vi el anime lo odié, así que sentía mucha frustración con este asunto. Fairy Tail, por ejemplo, que es un anime que en España tiene bastantes fans, en Japón no hay nada de ello, no vi ni una sola cosa. Sword art online, especialmente Asuna, también tiene muchos fans en Japón, Boruto ahora también está en su punto álgido... Y volviendo al tema del precio, mirad que figuras tan feas de Gaara, Sasuke y Naruto, que además eran diminutas, y valían 16 euros aproximadamente, y es que yo por eso no pagaba ni cinco.


Estuvimos en varias pachinko, en la tienda de sega, y demás. En una máquina de gancho estuve un buen rato intentando coger el shiba gordo que vais a ver a continuación, pero no pude sacarle, y sufrí mucho :( Y os dejo fotos en general de lo que había. En la de la máquina de final fantasy podéis ver al lado que hay como una toalla verde. Nunca supimos para que servía, pero María la tocó y dijo que estaba húmeda, así que tenemos la teoría que era para limpiarse el sudor. IIIIIIIIIIUUUUUUUU.





También estuvimos en Don Quijote, que es una tienda donde tienen literalmente de todo, a buen precio. Maquillaje, cosas kawaiis, ropa, comida, dildos, disfraces, había de todo. Lo malo es que no hice muchas fotos. Solo esta, de un maniquí de Goku.


En una tienda random vimos maderas, de esas para pedir deseos, como las que vimos en Ueno, pero con dibujos cuquis hechos a mano. Fui muy fan.


El motivo principal por el que habíamos ido ese día a Akihabara era para cambiar el dinero. Lo hicimos en un sitio llamado Interbank, que es difícil de encontrar. Teníamos que entrar en un portal, subir en ascensor, llamar a una puerta, temer por nuestros órganos, y luego cambiar el dinero sin problema. Os dejo foto del sitio por fuera, por si vais, para encontrarlo más fácilmente. Dan muy buen cambio, así que merece la pena.


Y después fuimos a un Maid Café, que para los que no lo sepan, es una cafetería donde las camareras son como sirvientas kawaii. Algo muy machista, sí, pero como experiencia estaba guay. No te dejan hacer fotos dentro, al menos no de las chicas, pero bueno, hice foto de la comida. Tenías que pagar por entrar, y luego por lo que te pidieses, así que no era nada barato. A esos sitios solo van, o turistas, o hombres solos xd. Te atienden super bien, y las camareras te hacen hacer bailecitos cuquis dependiendo de la bebida o comida que te pidas. Hay que ir con la mente abierta y dispuesto a hacer el tonto xd. Tienen momentos musicales, donde ponen las luces más bajas, todas las mais suben al escenario y cantan una canción. Te reparte lightsticks cuquis para que bailes con ellas. Es toda una experiencia, yo os recomiendo mucho ir. Nosotros fuimos al Home cafe, pero hay muchísimos más.


Al entrar te hacen una tarjeta de cliente con tu nombre, para los chicos marrón y para las chicas rosa, que si vas más veces te sirve para descuentos y demás. Eran muy cuquis, como recuerdo está bien.



Mi hermana y yo pedimos una cheesecake de conejo cuqui para compartir, que estaba muy rica, y ella un café, y yo un té. Te preguntaban qué querías que te dibujaran, y lo hacían en el momento. Yo le enseñé una foto a la chica de mi perro Kawaii (se llama así), y le dibujó, y yo morí mucho de amor akjhdkjshfds. Mi primo pidió la cosa gigante de la última foto, y María lo mismo que nosotras.




Había una tienda de merchandising, que podías comprar fotos de las maid, muy creepy el asunto xd. Pero igualmente yo os recomiendo mucho ir, nosotros nos lo pasamos muy bien, y por la experiencia vale mucho la pena, aunque es caro.


Se nos hizo de noche, y todo estaba muy bonito iluminado. Vimos un puesto de takoyaki, y como olía a delicioso, pues tuvimos que comprar unos. Nunca había probado el takoyaki, y mi hermana y yo moríamos de ganas, porque en un capítulo de Shin-chan hacían bolitas de pulpo, y cada vez que lo veíamos nos daba mucha hambre, así que era una de nuestras tareas pendientes en Japón, y pudimos cumplirla :'). Yo fui super fan, quemaba mucho pero me dio igual porque estaba super rico.



Era tarde, pero decidimos ir a LaQua en Bunkyo, que es un centro comercial que tiene una montaña rusa y una noria, y es muy famoso por eso. No montamos, porque era muy tarde e iban a cerrar ya las atracciones, pero bueno, era bonito.




Estuvimos dando una vuelta por allí, mirando tiendas, fuimos a hacer pis, lo típico que hace uno en un centro comercial. Que, inciso para hablar de los baños públicos de Japón, están jodidamente limpios, en serio. Yo en España nunca me apoyo en la taza del váter porque acostumbran a dar mazo grima, pero es que en Japón se podría comer del váter xddd. Además todos los váter son super futuristas, con su chorro para el culo, que el agua es calentita, y tienen calefacción en la tapa, para que no se te quede el culo helado en invierno, y un botón para poner sonido de cataratas PARA DISIMULAR QUE ESTÁS CAGANDO. Es genial, mear en Japón era todo un placer. Después estuvimos largo rato riéndonos porque vimos una salida de emergencia que daba al mismo lugar xd. No tenía sentido. En mis historias destacadas de instagram "Tokio parte 1", podéis ver cómo hacíamos el gilipollas en esa puerta, que nos pareció lo más divertido del universo. Viajar a Japón merece la pena solo por esa puerta. Que seguramente tenía alguna clase de sentido, pero nosotros nunca supimos cuál era.



También vimos un restaurante tematizado de Forest Gump, que tenía esto en la puerta. Era guay.

 
Y ya decidimos ir a cenar a un restaurante cualquiera del centro comercial. Pedimos un ramen cada uno, que venía con arroz, y gyozas aparte, que nunca están demás, porque son deliciosas. Al igual que en Corea el agua siempre es gratis, y te la sirven nada más entrar. Diez de diez ese asunto. Y el ramen y las gyozas muy deliciosos. 


Después de eso volvimos al apartamento, que mi primo y yo nos distrajimos con algo, y nos perdimos, pero no pasó nada, porque luego nos encontramos. Termino la entrada diciendo que en algún momento de estos días probamos algunas bebidas de máquinas expendedoras, que fueron el Calpis y el Calpis soda, que teníamos ganas de probarlos, y saben como un poco a yogurt. Probamos también diferentes monsters que compré, para mi colección de latas, pero ninguno fue ni sorprendente ni relevante, y también las dos siguientes de las que os dejo foto. El primero según yo se llama Yakult soda, que es lo que he buscado para encontrar la foto, porque no la he hecho yo. Creo que es la competencia del Calpis, sabe a yogurt con gas, pero está super rico, me gusta más que el Calpis. Lo otro es un refresco de melón, que la foto sí la hicimos nosotros jeje.



¡Y ya está! Estuve en Japón dos semanas, así que haré una entrada por día, más o menos, así que dará para largo. Luego haré otra entrada a parte con las compras que hice. De todos modos, si os interesa todo este tema, os recomiendo ir a mi instagram, que es @NeryRadioactive, que tengo todo el viaje en historias destacadas, con contenido exclusivo, y cosas maravillosas. Id a stalkear jeje.

¡Y eso sería todo! Os recuerdo que podéis seguirme en twitter, donde estoy fangirleando siempre y os cuento mis dramas (@NeryRadioactive), ask y curiouscat, donde podéis preguntarme dudas, insultarme en anónimo o declararme vuestro amor secreto (@NeryRadioactive y @NeryRadioactive), goodreads, donde escribo mini críticas y os mantengo al tanto de mis lecturas (@NeryRadioactive), e instagram, donde subo fotos de mi cara de pan (@NeryRadioactive). ¡Seguidme en todos lados!
¡Muchos besos y hasta pronto!