jueves, 29 de septiembre de 2016

Reseña de Y por eso rompimos | Daniel Handler.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo una reseña, que espero que os guste mucho y todas esas cosas que suelo decir. ¡Así que no me enrollo y empezamos!

Título original: Why we broke up
Autor: Daniel Handler
Páginas: 360
Editorial: Alfaguara

Te entrego esta caja, Ed. Dentro está todo. La entrada de cine para ver la película en la que nos dimos nuestro primer beso, aquella nota tuya que tanto significó para mí, una caja de cerillas ahora vacía, los pendientes que dejaste en mi taquilla, una semilla que nunca brotará porque no pienso ponerla en agua, el peine de aquel hotel donde perdimos el sentido… y algo más, el plano que dibujamos para intentar asistir a mi fiesta y a la tuya, tan incompatibles como nosotros, la entrada a tu partido de baloncesto, al que preferí no ir, la goma con la que me recogí el pelo la primera vez que cocinamos juntos, todos estos pétalos, ya secos, y el bolígrafo con el que te escribo esta carta. Te devuelvo la caja y todos los recuerdos que contiene, Ed. Aquí la tienes. Toda nuestra historia. Toda la historia de por qué rompimos.

"Llámame más tarde", habías dicho, así que tenía permiso para llamarte después, por la noche, y eso es lo que más echo de menos, Ed, esas noches al teléfono, atractivo cabrón.
Porque durante el día, estaba el instituto. Los timbres demasiado ruidosos o traqueteantes en altavoces rotos que nunca se arreglan. Los suelos chirriantes y con huellas, los golpes de las taquillas. Escribir mi nombre en la esquina superior derecha del examen o que el señor Nelson me descontara automáticamente cinco puntos, o en en la esquina superior izquierda y que el señor Peters me descontara tres. El bolígrafo que se rinde a mitad de examen y deja cicatrices de tinta invisible sobre el papel, o que se suicida goteando en mi mano, mientras trato de recordar si me he tocado la cara hace poco y me he convertido en una minera con tinta en las mejillas y la barbilla. Los chicos que se pelean junto a los cubos de basura por cualquier razón, aunque no son mis amigos, no son mi pandilla; mi antigua compañera de taquilla que llora en el banco en el que me sentaba durante el primer curso con un grupo al que apenas veo ya. Exámenes, exámenes sorpresa, intercambiar identidades al pasar lista cuando hay un sustituto, cualquier cosa para pasar el rato, más timbres. El director en el intercomunicador, dos minutos enteros de zumbidos y murmullos de fondo, y luego un clarísimo "Ya está, Dave" y la desconexión. Una mesa en la que venden cruasanes para el club de francés volcada por Billy Keager, como siempre, y la mermelada de fresa convertida en una pegajosa mancha en el suelo durante tres días antes de que alguien la limpie. Antiguos trofeos en una caja, una placa, vacía y con forma de ataúd, a la espera de inscribir los nombres de este año. Soñar despierta y despertar frente a un profesor que espera una respuesta y se niega a repetir la pregunta. Otro timbre, el anuncio de "Ignorar ese timbre" y Nelson, que recrimina con el ceño fruncido —"He dicho que lo ignoremos"—, a la gente que cierra sus mochilas. Los formularios en el aula, grapados de tan mal modo que todo el mundo tiene que darles la vuelta para rellenarlos. Las tonterías y las pruebas para la función del instituto, las pancartas para el gran partido del viernes, y luego el robo de la gran pancarta y el anuncio de delatar a quien lo haya hecho si alguien sabe algo. Jenn y Tim, que rompen, uno que se lleva el coche de Skyler, el rumo de que Angela está embarazada y luego el desmentido, "no, es gripe, todo el mundo vomita cuando tiene gripe". Los días en los que el sol ni siquiera trata de salir de entre las nubes ni de ser bueno por una vez en su vida de astro. La hierba mojada, los dobladillos húmedos, los calcetines equivocados que olvidé tirar y que ahora llevo puestos. La hoja furtiva que cae de mi pelo, donde ha permanecido durante horas, seguramente para delicia de alguien. Serana, que gorronea una compresa en el baño a chicas a las que ni siquiera conoce durante la segunda clase porque le ha bajado la regla y no tiene nada para ponerse, como siempre. El gran partido del viernes, adelante, Beavers, acabad con ellos, Beaver, una estúpida broma que resulta aburrida a todo el mundo excepto a los de primer curso y a Kyle Hapley. Las pruebas para el coro, tres chicas que venden prendas de punto para ayudar a las víctima de un huracán, la biblioteca sin nada que ofrecer sea lo que sea que haya que buscar. Quinta hora, sexta, séptima... mirar el reloj y copiar en los exámenes, por qué no. De repente, sentir hambre, cansancio, calor, enfado, una tristeza increíblemente sorprendente. La cuarta hora, cómo podemos estar solo en la cuarta, es lo que es. Hester Prynne, Agemenón, John Quincy y Adams; la distancia, el tiempo, la velocidad es igual a algo, mínimo común lo que sea, el radio, la metáfora, el mercado libre. El jersey rojo de alguien, la carpeta abierta de quién sabe quién, preguntarse cómo es posible perder un zapato, uno solo, y no darse cuenta de que ha permanecido esperanzado en el alféizar durante semanas. Llama a este número de tablón de anuncios, llama si has sufriendo algún abuso, si quieres suicidarte, si te apetece marcharte a Austria este verano con estos otros fracasados de la fotografía. "¡ESFORZAOS!" con mala letra sobre un fondo descolorido, "PINTURA FRESCA" sobre un suelo seco, gran partido el viernes, necesitamos vuestro apoyo, dadnos vuestro apoyo. Combinaciones de taquilla, máquinas expendedoras, enrollarse con alguien, hacer pellas, oculta que fumas, que te pones los cascos en clase, que llevas ron en una botella de refresco y caramelos de menta para ocultar el olor en el aliento. Ese chaval enfermizo con gafas de culo de botella y una silla de ruedas eléctrica, gracias a Dios no soy él, o con collarín, o con sarpullido o con ortodoncia, o ese padre borracho que apareció en un baile para cruzarle la cara, o esa pobre criatura a la que alguien tiene que decirle "Hueles mal, haz algo o nunca, nunca, nunca te irá bien". Por el día, todo el día y todos los días era: saca buenas notas, apunta, finge algo, deprecia a alguien, disecciona una rana y mira si se parece al dibujo de una rana diseccionada. Pero al llegar la noche, las noches eran para ti, por fil al teléfono conmigo, Ed, mi mayor alegría, lo mejor.

Llevaba muchísimo tiempo queriendo leer este libro, así que decidí auto-regalármelo por navidad del año pasado, y a pesar de que como os he dicho tenía muchas ganas de leerlo, no he podido hacerlo hasta ahora, porque siempre había otro libro que me llamaba más. Ahora que finalmente le he dado una oportunidad, debo decir que no ha sido lo que esperaba.

Y por eso rompimos nos narra la historia de Min y Ed, dos adolescentes que empiezan una relación que acaba rompiéndose. Min decide recolectar todas las cosas que le recuerdan a Ed en una caja, y escribir una carta que detalla todos los motivos por los cuales rompieron.

De buenas a primeras este libro me parecía muy innovador porque partimos de la premisa de que Ed y Min han roto, y después nos cuentan su historia de amor desde el principio. Normalmente esto no se suele hacer, o yo no he visto ningún libro que nos cuente el libro de esta manera, y fue lo que me empujó a querer leer esta historia.

Está narrada de una manera muy original, y para mí esto es lo mejor del libro. A través de unas ilustraciones realizadas por Maira Kalman veremos todos y cada uno de los objetos que están en la caja que Min le entrega a Ed, y por medio de esos objetos, Min, nuestra narradora, explicará a Ed punto por punto las razones por las que rompieron. Me gusta la idea de que Min se dirija a Ed, y que lo que estemos leyendo sea una carta para él. Aunque sí es cierto que la narración en ocasiones es un poco densa, Min se va mucho por las ramas y hace muchas referencias a películas que no conoce nadie (o tal vez directamente no existan, no lo tengo claro), y eso aparta un poco al lector y hace que se sienta menos identificado.


La historia era muy distinta a lo que imaginaba, y eso ha sido lo que más me ha decepcionado. La relación entre Min y Ed no me ha llegado a calar, solo son pareja durante cosa de un mes y no sentí que hubiese mucha complicidad entre ellos. Esperaba una historia de amor muy distinta, que consiguiera que sintiese pena por su ruptura, que me diera rabia que finalmente lo dejaran, que esperase un final en el que tras dejar la caja en casa de Ed, éste hiciera algo que lograse que ella le perdonara, y todo fuera bonito. Pero no, me dio igual que lo dejaran, no me parecían una pareja bonita, de hecho eran un poco aburridos, no me sentí identificada con Min, tampoco creí que Ed fuera un personaje por el que mereciera la pena escribir una carta tan larga... Me dejaron completamente fría, y yo tenía expectativas de una historia de amor de esas que dejan huella.

Hablemos un poco de los personajes, empezando con Min. La verdad es que es una chica un tanto rara, bastante seria, y con la cual a mí me ha costado identificarme. Algunas veces se me hacía pesada, pero tampoco la he odiado. Es un personaje muy insulso que me ha dejado bastante indiferente. Eso sí, su forma de narrar, aunque a veces era pesada, me ha gustado bastante. De hecho os he dejado arriba un fragmento bastante largo que me pareció muy guay.

Por otro lado tenemos a Ed. Es el típico chico popular y deportista, el polo opuesto a Min, que se podría decir que es una "bohemia". A todo el mundo le extraña que estos dos personajes empezaran a salir, ya que son los típicos que no pegan ni con cola. Ed, al igual que Min, también me ha dejado bastante fría. Supongo que porque no veía que hubiese feeling entre ellos dos, y todas las escenas en las que aparece Ed, Min también está ahí, porque es la narradora, así que no ha terminado de gustarme. Pienso que es un personaje al que no llegamos a conocer de verdad. No terminé de entender qué se le pasaba por la cabeza.

Y para terminar hablaros de Al, que es el mejor amigo de Min. Me ha gustado el desarrollo de este personaje, porque al principio no sabía muy bien qué pensaba ni nada, pero he acabado comprendiendo bastante bien su psicología. Me ha parecido un personaje bastante real, y supongo que por eso habrá sido mi favorito.
Hay más personajes, pero me han resultado tan indiferentes que ya ni me acuerdo de ellos, así que solo os hablaré de esos tres, que son los realmente importantes. En general pienso que el autor se ha centrado mucho en el desarrollo de estos tres personajes, y los demás han pasado muy desapercibidos, y tal vez hubiese estado bien hacer algún personaje más, con más carisma, más memorable, algún personaje gracioso, o algo, pero todos me han parecido un poquito sosos. Que no están mal, porque pienso que están muy bien planteados, pero ninguno me ha enamorado.

Lo bueno es que el libro se lee bastante deprisa, o al menos yo no tardé mucho en terminarlo. Los capítulos están divididos por las ilustraciones de los objetos, y creo que en parte esto hace la lectura un poco más ligera, los dibujitos siempre hacen todo más llevadero. Creo que es el típico libro que está guay para leer en invierno, yendo con las expectativas no muy altas, con una taza de algo calentito al lado.

Último párrafo antes de la conclusión, total y absolutamente superficial; la portada me encanta porque es sencilla y de color rosa. Hay otra edición en español, mucho más conocida, con la portada roja, que también mola, pero yo decidí comprar esta y la verdad es que amo como queda en la estantería. Además, con las ilustraciones a todo color y eso, es el típico libro que si te gusta merece la pena comprar en físico. Eso sí, es muy incómodo para leer, está muy rígido, y es de estos que se te cierran a leer y eso no mola... También puede ser porque lleva aparcado en mi estantería un año y se ha quedado un tanto pétreo... No lo descartemos.

Así que en definitiva y ya para terminar Y por eso rompimos es una libro narrado de una manera muy original, que nos cuenta una historia de amor condenada al fracaso. Entretenido, para matar una tarde aburrida, que me ha gustado, pero del cual esperaba muchísimo más.


 ¡Y eso es todo por hoy! En unos días publicaré un reseña de una anime, así que atentos ^^. Os recuerdo que tengo twitter, ask, curiouscat, instagram y goodreads y que en todos lados me llamo @Neryradioactíve, ¡así que seguidme!
¡Muchos besos y hasta pronto!

14 comentarios:

  1. Hola!
    A mí también me llamaba la atención a pesar de leer casi todas las reseñas negativas, al ver tu reseña esperaba algo de positividad xD al final decidido no lo voy a leer, una pena. Pensaba que habrían estado juntos más tiempo y no solo un mes ¡Por dios un mes!
    Gracias por la reseña un besin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, es una pena la verdad, porque tenía las expectativas altas xd.

      ¡Gracias a ti por leerla!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. Hola! A mi igual me llamaba la atención porque es interesante la manera en que va narrando la historia, pero recuerdo que lo leí hasta la mitad y tuve que dejarlo porque me estaba aburriendo mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, es que es bastante lento u.u

      ¡Un beso enorme y gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Hola!!! La verdad es que no es la primer reseña que leo en la que la historia aparenta mas de lo que en verdad es asi que por el momento creo que voy a dejarlo pasar!!! Si que es original la propuesta pero nombraste una gran cantidad de contras asi que no creo que me anime con el.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena la verdad XDDDD. Se me hizo un poco lento, pero tampoco era horrible, no sé jajaja.

      ¡Un beso enorme y gracias por comentar Daniela! :D

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    No conocía el libro, pero antes de comenzar a leer tu reseña me parecía que podía llegar a ser una historia genial. Pero la verdad es que se me han ido las ganas de leerlo, así que voy a dejarlo pasar :D
    Muchas gracias por tu reseña,
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por leerla! :D

      Un beso enorme <333

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Pues por lo que dices, no creo que lo lea, por lo menos de momento.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja tal vez a ti te guste más ^^

      ¡Un beso enorme y gracias por comentar! <3

      Eliminar
  6. Cuando yo lo leí me gustó mucho, aunque entiendo tu punto de vista. Tal vez fuese porque yo no lo leí con tantas expectativas, pero me pareció muy "natural". el hecho de que la pareja no fuera una pareja propiamente dicha, me hace pensar que tal vez el autor lo quiso así; que quería hacernos ver que a veces podemos estar tan ciegos, que no os fijamos en lo que realmente queremos, ni a quien queremos. Y el final tan brusco, igual; me pareció muy justo, porque se ve que la protagonista por lo menos descubrió algo: que valía más de lo que se creía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me alegra que a ti te haya gustado. Probablemente mi decepción fue por las expectativas u.u

      ¡Un beso enorme y gracias por comentar! <3

      Eliminar
  7. Pues a mi me encantó :( incluso me saco lagrimas xd Pero bueno, entiendo tu punto. No todos se llevan con un libro así, que ademas le da tantas vueltas a las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja si en realidad me gustó, solo que esperaba más xdd.

      ¡Un beso enorme y gracias por comentar!

      Eliminar