lunes, 26 de septiembre de 2016

Vida y Mentiras de la Japan Weekend | By Nery Skeeter.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo una entrada totalmente diferente a lo que suelo hacer, pero que veía muy muy necesaria. Antes de empezar os advierto que lo que viene a continuación va a ser una crítica seria, con experiencias personales, a lo que viene siendo toda la organización de la Japan Weekend, así que si lo que esperas leer es una entrada hablando sobre anime, manga y todas esas cosas, mejor cierra la pestaña xd.


Acostumbro a tener fama de no callarme nunca, incluso cuando debería callarme no lo hago, y si a eso le sumas que tengo un blog el resultado puede ser catastrófico. Llevo yendo a la Japan Weekend desde que tengo 13 años y las entradas tenían un precio razonable. Siempre he sido una gran fan de este evento, me lo paso muy bien allí e intento no perdérmelo nunca. Cuando tenía unos 16 años, de eso hace ya tres, me enteré de que podías ir de voluntario a la Japan Weekend, y trabajar con ellos, viviendo este evento en su máximo esplendor, y yo evidentemente quise formar parte de esto.

He estado como voluntaria en un total de cuatro Japan Weekends, por lo que se podría decir que ya sé bastante del tema y entiendo como funciona la organización. Desde el primer día que he estado trabajando ahí debo decir que siempre me han tratado mal, sobre todo el primer año. Te avisan de que vas a trabajar como voluntario pocos días antes del evento, firmas un contrato y te piden que estés el sábado que se celebre el evento, antes de la hora de apertura allí, para ayudar en lo que sea posible.

Mi primer año como voluntaria fue un verdadero caos. En un principio se suponía que yo iba a estar allí trabajando en el puesto de información. Para trabajar en un puesto de información lo suyo es que estuvieras muy bien informado, ¿no? Pues no. Mis queridos organizadores de la Japan Weekend cogen al primer voluntario que ven, le sientan en una silla, con un cartel de información encima, y le dicen: "Ala, informa", y se van. Y así se encontraba mi yo de 16 años, sentada frente a un montón de personas que pedían horarios, mapas, o cualquier otra cosa, mientras yo deseaba que me preguntaran dónde estaba el baño que era lo único que sabía responder con seguridad. Aquí una representación de mí cuando alguien me preguntaba algo que no sabía:


Ese primer año, además de que era una pardilla que no sabía de nada, la organización decidió moverme de un sitio a otro según les interesaba. Exposiciones, guardarropa, organización de colas, chica de los recados... puedo decir con seguridad que he trabajado en todos los puestos posibles de la Japan Weekend antes de cumplir los 17. Todo un récord. En el guardarropa incluso me hacían cargo del dinero, a mí sola, y si luego faltaba algo claramente podía ser mi culpa.

Pero sin duda mi parte favorita y la que posiblemente ha conseguido que los organizadores de la Japan Weekend me odien con todo su ser, es el tema del puesto de ramen. Resulta que aquel primer año, en el que yo fui voluntaria y abarque todos los puestos de este evento, también decidieron ponerme a trabajar en el puesto de ramen. En la página web de la Japan Weekend se indicaba muy claramente que si querías trabajar como voluntario en el puesto de ramen tienes que tener el título de manipulación de alimentos. ¿Y adivináis quién no lo tiene y estuvo trabajando allí? ¡Sí, yo! Y como yo, seguramente otros muchos. Allí trabajaba cualquiera, hasta personas con cosplays estaban ahí preparando ramen para toda la Japan Weekend. Dejando a un lado que esto es MUY DENUNCIABLE, también debo mencionar que varios de la organización, de estos a los que pagan y no son voluntarios, y debían ocuparse de hacer ramen, estaban sentados en una silla jugando a la puta nintendo DS, mientras yo, y mi amiga que también es voluntaria, ambas de 16 años, estábamos ahí, como unas lerdas preparando ramen sin el título de manipulación de alimentos, mientras otros de la organización nos metían prisa porque se estaba formando mucha cola. Alucinante. Aquí una representación de yo estando enfadada:


Esto último lo comenté en su día en mi entrada sobre esa Japan Weekend ¡click!, y vinieron un montón de organizadores, incluido ese que estaba jugando a la nintendo DS mientras otros trabajaban, a insultarme en los comentarios de esa entrada, y a decirme que si no la borraba no volvería a entrar en la Japan Weekend porque ellos mismos se ocuparían de que no me dejasen entrar. Y os recuerdo que estamos hablando de supuestos adultos. En aquellos momentos yo estaba entre acojonada por lo que se me venía encima y cabreada, así que mi decisión fue eliminar los comentarios de esa entrada, cosa de la que me arrepiento porque ahora podría ser una buena prueba contra ellos, pero como aun me quedaba algo de orgullo lo que no eliminé fue lo que dije de ellos en aquella entrada.

Como esta, tengo miles de malas experiencias con la organización de la Japan Weekend, como aquella vez que un tío que estaba allí tiró una especie de bomba, que lo único que hacía era ruido, y vino un tío de la organización a regañarle, porque eso no se puede hacer en un espacio cubierto como es la Japan Weekend, y el tío este le respondió que había alguien de la organización delante cuando lo hizo y que no dijo nada. Ese alguien era yo, que os repito que tenía 16 años, era una voluntaria, y no tenía ni idea de lo que se podía hacer y lo que no, porque nadie de la organización te explica nada. El caso es que, ¿sabéis qué hizo el tío de la organización? Venir a buscarme al guardarropa, que era donde yo estaba entonces, preguntarle a los de allí que donde me habían mandado (que era a ramen, porque como ya os digo me cambiaban de sitio todo el rato), y después ir allí y echarme la bronca porque supuestamente había sido mi culpa. ¿HOLA? ¿ESTAMOS LOCOS? Me parece flipante que tengan la cara de regañarme por algo de lo que no tengo ninguna culpa, y más siendo una voluntaria, que ni me pagan como a ellos, ni tengo ni puta idea de nada.

Todo esto que os estoy contando me ocurrió en la primera Japan Weekend de todas a la que fui como voluntaria. Con semejante experiencia cualquiera pensaría que no volvería a pasar por ahí, no solo porque me trataron como a una mierda, sino porque supuestamente me habían prohibido volver a ir por haberles criticado. Pero como soy bastante idiota decidí enviar solicitud de voluntaria en el siguiente evento, y todo fue como la seda, nadie me prohibió la entrada y parecía que no había pasado nada. De hecho los mismos que me habían comentado en la entrada diciendo que no volverían a dejar que yo pisase una Japan Weekend me hablaron super majos como si nada hubiese pasado, en ese segundo evento al que yo iba. Y os preguntaréis; ¿por qué? ¿Acaso se arrepentían por haberme tratado como a una mierda? ¿Querían comprar mi silencio y tratarme bien para que no volviera a criticarles? No queridos lectores, la respuesta es mucho más simple: No se acordaban de mí. Los organizadores de la Japan Weekend son tan prepotentes y egocéntricos, que ni tan siquiera tienen la decencia de acordarse de tu cara, de tu nombre o de tu existencia, a pesar de que hayas estado trabajando con ellos, e incluso te hayas hecho notar criticándoles por redes sociales como hice yo. Mis fantásticos organizadores de la Japan Weekend no ven más allá de sus propias narices, ven que tienes una acreditación en la que pone "Voluntario", y eso ya les da derecho a tratarte como si fueras inferior. Yo, pardilla como siempre, me acuerdo del nombre de la mayoría de organizadores, y a ellos en cambio mi cara ni siquiera les resulta familiar XDDDDDDD. E aquí yo cuando no se saben mi nombre:


En la segunda Japan Weekend a la que fui de voluntaria, debido al escarmiento de la primera, ya no era tan pardilla. De primeras esquivé como una campeona el puesto de ramen, porque si te acercabas allí y te veían con la acreditación de voluntario, los organizadores te arrastraban hacia allí, mientras tú gritabas pidiendo auxilio, y te obligan a trabajar, para así ellos poder jugar a la nintendo DS mientras te metían prisa (#Dramatización). Ese año, debido a que ya tenía experiencia, mis compañeras de información y yo nos esforzamos al máximo para que la cosa saliera bien. Nos dimos una vuelta por toda la Japan Weekend para dibujar un mapa a mano y poder explicar a la gente dónde estaba cada stand, preguntamos en todos los escenarios y asociaciones que actividades tenían planeadas para escribir horarios... Todo lo hicimos nosotras solas, porque los de la organización desde luego no te van a facilitar nada. Pese a todo, aun así venía gente a quejarse de que las de información no tenían ni idea de nada, y pedían hojas de reclamaciones, te ponían malas caras y demás. Personas que van a las Japan Weekends, por favor, no hagáis bullying a los voluntarios, ¡hacen lo que pueden!

En el contrato de voluntario se estima que puedes tener descansos y que ellos mismos te dan la comida, lo cual es bastante lógico. Lo de los descansos es discutible. Siempre que yo iba a tomarme mi descanso y así poder ver los stands y comprarme algo, tenía que esconder mi acreditación, porque si te veía cualquiera de la organización descansando pasaría esto: 1. Te mirarían mal, o 2. Te mandarían a trabajar a otro sitio. Yo, en varios de estos descansos, en los que todavía desconocía el maravilloso truco de esconder la acreditación, lo que pasaba siempre es que a los dos minutos de estar dando una vuelta venía alguien de la organización y me ponía a trabajar. Cuando yo decía "Pero es que es mi descanso...", te ponían cara de pena y decían algo tipo: "Es que no hay suficientes voluntarios y necesito a alguien para que vigile esta exposición :(", o directamente se ponían bordes y te quedabas ahí por sus narices. Así que los descansos de mi segundo año de Japan Weekend consistieron en vigilar exposiciones :D. Yo en mis descansos:


Tema comida: Es cierto, los de la Japan Weekend te dan comida, siempre y cuando SEAS ESPABILADO. Ellos no van a irte a buscar a tu puesto para darte tu comida (que consiste en una bolsa con un bocadillo, una fruta y un zumo), que va. Tú vas a tener que ir hasta el lugar donde sea que tengan la comida (que puede ser cualquier sitio), y si cuando logras descubrir donde está la comida sigue quedando algo, eres muy afortunado. Yo siempre he tenido bastante suerte en esto, porque en la Japan Weekend siempre me hago amiga de muchos voluntarios u organizadores (de los majos, que sorprendentemente hay algunos organizadores simpáticos :O), y me avisaban de cuando tenían la comida y dónde. Pero en cambio, los voluntarios nuevos, que no saben muy bien como funciona esto, acostumbran a quedarse sin comer, o en su defecto, comer a las seis de la tarde.

En mi tercer año yendo como voluntaria a la Japan Weekend yo ya me sentía la puta ama, una experta en el asunto. Días antes del evento me habló por whatsapp una de las organizadoras (una de esas que son mazo poderosas), y me dice "Hola Irene, como ya llevas varios años en la Japan Weekend, podrías ser coordinadora del puesto de información, y explicar un poco a los demás como funciona y ocuparte de hacer los horarios y todo eso". Yo en esos momentos pensé "Oh dios mío, me han ascendido". Ya casi formaba parte de la élite, estaba a un paso de poder mirar a los voluntarios por encima del hombro y tener una acreditación en la que pusiera "Coordinador" y no "Voluntario". Entonces, días antes, me dediqué en mi casa a hacer horarios, poniéndome en contacto con diferentes asociaciones para ver qué planeaban hacer, haciendo listas para las inscripciones a concursos de cosplay y vídeojuegos... Un montón de cosas. Y le pedí a mi padre que imprimiese en su trabajo un montón de horarios y de todo, para luego poder repartirlos allí, pegarlos en las paredes, y todo eso (no soy más pardilla porque no puedo). A mí la verdad es que me hacía mucha ilusión, y era algo que disfrutaba haciendo, y estaba contenta de que finalmente los de la organización reconociesen que había hecho bien mi trabajo.

El caso es que llegamos a la Japan Weekend y nos repartieron nuestras acreditaciones como siempre, y en la mía ponía "Voluntaria", y en la de mi amiga ponía "Coordinador". ¿Por qué? Porque evidentemente ERA IMPOSIBLE que alguien de la organización recordase mi puto nombre, a pesar de tenerlo escrito en whatsapp, y me diera la acreditación que me correspondía después de haber estado haciendo horarios y mierdas toda la semana. A día de hoy, creo que nadie de la organización de la Japan Weekend relaciona demasiado bien mi nombre con mi cara. De hecho creo que aun me confunden con mi amiga. Yo otra vez, porque seguían sin saberse mi nombre:


Ese año en la Japan Weekend ocurrieron un montón de cosas turbias. Como que una de la organización pegó un empujón a un tío de estos que pagan por su entrada, porque éste pasó por un sitio por el que no se podía pasar. Ya no solo son unos gilipollas, sino que también son agresivos XDDD. Como yo estaba en el puesto de información el tío este vino a pedir una hoja de reclamación, porque evidentemente alguien de la organización no puede ponerse agresivo, y yo en aquellos momentos, pardilla como siempre, defendí a la organización. Tampoco es que yo tuviese hojas de reclamaciones ni nada, porque solo era una voluntaria, así que el señor ese me dejó en un folio su reclamación, para que yo se lo diese a alguien de la organización. Probablemente dicha reclamación acabó en la basura.

Mi cuarta edición como voluntaria no estuvo demasiado mal, no recuerdo nada demasiado malo, salvo lo típico que pasa en todos los eventos. Algo que también me parece mal, y que pasa todos los años, es los horarios que te imponen. Se supone que si eres voluntario tienes que estar ahí desde que la Japan Weekend abre, hasta que cierra, pero no es obligatorio porque repito que eres voluntario, y si eres voluntario haces las cosas por voluntad propia, y como no te pagan te puedes ir a la hora que te de la gana. Yo aun así siempre entraba un poco antes de que abriesen para ayudar, y me iba un poco después para ayudar con el desmontaje. Cuando la Japan Weekend está terminando, el Domingo, la mayoría de voluntarios se empiezan a ir, porque al siguiente día hay que trabajar o porque tienen clases, y porque ya llevas allí más de doce horas, comiendo casi nada y trabajando sin parar y lo que te apetece es estar en casa. Pero de nuevo, muchos de la organización te van a mirar mal si te vas a la hora que te toca y no te quedas a ayudar un poco más de lo que ya has ayudado. Yo por ejemplo siempre me quedaba un rato más, a pesar de que 1. Era menor de edad y al día siguiente tenía clase, y 2. Mi padre me tenía que venir a recoger y no era plan de hacerle esperar o hacerle venir a por mí a las tantas. Porque bueno, pardilla se nace, no se hace.

Después de esta cuarta y última Japan Weekend a la que yo he ido ha habido dos más, una que tuvo lugar en Febrero de este año, y otra que fue el pasado fin de semana. Yo no he ido a ninguna de estas dos, ni como voluntaria, ni como medio de prensa, ni como persona que paga su entrada, y no porque no haya querido, sino porque no me han dejado. A pesar de las cosas malas de este evento (que son muchas), de lo mal que me han tratado en repetidas ocasiones, y de lo cansado que es, para mí es algo que merecía la pena porque adoro el mundo de Japón, ver los cosplays, las tiendas, y pasar el tiempo allí con mis amigas. Y seguramente estaréis pensando que si he seguido yendo de voluntaria todos estos años es porque así podía entrar gratis, y no, porque yo habría entrado gratis de todos modos porque tengo acreditación de prensa, ya que cuando no me la daban con el blog, la tenía por un programa de radio en el que estuve trabajando. Así que fuera de voluntaria o no, yo tenía mi entrada gratis asegurada, y aun así he ido de voluntaria todos estos años, porque me lo pasaba bien.

Entonces, ¿por qué no he ido estos dos últimos años? He enviado solicitud de prensa y de voluntariado las dos veces, y ambas me lo han denegado. Me parecía algo muy raro, o sea, ¿cómo pueden negarme ser voluntaria después de haber estado participando y ayudándolos tantos años, y más cuando no paran de quejarse de que hay muy pocos voluntarios? Y también me negaban el pase de prensa por, y cito textualmente lo que me dijeron "No se cumplen con los criterios establecidos en las condiciones (interés para el evento, calidad periodística del medio, alcance, cobertura de eventos anteriores...)". Descartaba lo de interés para el evento porque es evidente que tengo mucho interés, descartaba lo del alcance porque mi blog tiene más de un millón de visitas, descartaba lo de cobertura de eventos anteriores porque he hablado de ellos en mi blog todos los años, así que supuse que al ser un blog no tendría "la suficiente calidad" o algo, pero me seguía pareciendo raro porque me daban pase de prensa todos los años. Al final terminé pensando que era algo personal, porque era raro que me denegasen ambas cosas dos años seguidos.

Este fin de semana, mi amiga, la que siempre va conmigo de voluntaria, ha estado en la Japan Weekend, comprando su entrada y todo eso. Yo no quise ir porque la verdad es que estaba un poco mosqueada con el tema de que no me dejasen ir y no me apetecía gastarme el dinero en ellos (además de que no tenía ni un duro xd), pero mi cabreo aumentó cuando mi amiga me mandó un audio contándome que había estado hablando con una de la organización, la que era mi jefa directa, que es la que me dijo en su día por whatsapp que me quería hacer coordinadora de información y todo eso, y esta mujer le había dicho a mi amiga que efectivamente me tenían en la lista negra y por eso me denegaban los pases de prensa y de voluntariado. ¿Por qué? Porque había hablado mal de ellos en mi blog. ¡Finalmente se sabían mi nombre! Después de tantos años ayudando a organizar, de haber hecho a mi padre hacer putas fotocopias para repartir allí, de haber organizado trivials de Harry Potter (que por cierto, tuvieron mucho éxito y fueron de las pocas actividades que no se cancelaban, y que dimos premios muy guays, pagados de mi bolsillo, que hacía que su evento de mierda fuera menos mierda), y de en general haber invertido tanto tiempo en todo su evento sin cobrar ni un duro, ellos, por fin se sabían mi nombre, porque les había hecho una mala crítica en mi blog. No se acordaron de todo lo demás que había hecho, pero de eso sí XD. Yo cuando finalmente se supieron mi nombre:




Es gracioso porque la entrada que les mosqueó fue la de mi primer año, ya que nunca más he vuelto a decir nada malo de ellos, salvo que las colas eran un caos, que la entrada era muy cara y poco más. Siempre que hacía una entrada de la Japan Weekend acababa diciendo que para mí merecía la pena ir porque me lo pasaba muy bien, pero a ellos no les gustaba que yo dijese nada malo, por muy verdad que fuese. La única entrada en la que fui un poco más dura fue la del primer año que ya os he mencionado, donde me acribillaron en los comentarios, y me dijeron que no volvería a pisar una Japan Weekend. ¡Pero eso fue a principios de 2014! XD. He ido a tres Japan Weekends más y no me han dicho nada. ¿De verdad me estaban restringiendo la entrada al evento por eso?

Ya os he dicho que además de ir como voluntaria yo iba como medio de prensa, y a mí no me gusta mentiros, si algo no me parece bien os lo voy a decir. ¿Qué pretendíais queridos organizadores de la Japan Weekend? ¿Que echara flores sobre vosotros? Joder, ya maquillaba bastante la verdad en su día, y recalcaba siempre las cosas buenas del evento y mencionaba por encima las malas. Cuando una editorial me envía un libro para que lo reseñe, ellos siempre me dicen que sea sincera, y que si no me gusta que lo diga, así que yo pensé que con la Japan Weekend esto era igual. Pero no.

Si te dan un pase de prensa para la Japan Weekend tienes que hablar bien de ellos, porque si no se van a cabrear. Compran una buena crítica a cambio de una entrada gratis, lo que pasa es que yo no lo sabía y fui sincera :(. Así que chicos, ya sabéis, si queréis entrar gratis a este evento, hacerd una entrada diciendo "La Japan Weekend es maravillosa, tiene una organización espléndida, jeje, me encanta Goku, adiós", y ellos encantados de la vida te invitarán a todos sus eventos. Pero si eres sincero como yo, asume que no te van a dejar entrar nunca más en su evento por mucho que hayas hecho por ellos.

Mi conclusión es que la Japan Weekend no solo tiene una organización pésima, dirigida por una panda de engreídos, sino que además son unos desagradecidos con los voluntarios y que son incapaces de aceptar una mala crítica. Ahora me dirijo a ellos, y es que si no queréis tener malas críticas sería mejor que os dedicaseis a hacer un evento decente. Hacéis a la gente pagar un precio desorbitado por la entrada, y aun así no podéis pagar a gente que haga de este evento algo serio, sino que tiráis de voluntarios que hacen todo el trabajo sucio y a los que además tratáis mal y no agradecéis nada, para así vosotros poder lucraros más a nuestra costa. Os pensáis que por enviar un correo electrónico diciendo "Gracias por ser voluntario, sin vosotros no sería posible" basta, y no, no basta, son palabras vacías. Si queréis agradecer a los voluntarios podríais empezar por tratarlos como a personas, y yo que sé, hacer un mínimo esfuerzo por saberos el nombre del alguno, por ejemplo. Me imagino a los de la Japan Weekend en una sala con cámaras y cada vez que salgo yo dicen: Smithers, ¿quién es esa individua?

Y ahora me dirijo a ti, querido lector que has llegado hasta esta entrada no sé cómo. No pretendo que dejes de ir a la Japan Weekend, con esta entrada lo único que buscaba era desahogarme un poco y que si estáis dudando entre ir a la Japan Weekend o a la Expomanga, definitivamente deberíais ir a la Expomanga, que es como la Japan Weekend, pero con una buena organización.

Y antes de despedirme os voy a dejar aquí todas las entradas que hecho hasta hoy de la Japan Weekend, para que veías cuál es el motivo por el cual me odian tanto, y os deis cuenta de que no es para tanto y fui super blandita con ellos xd:


¡Y eso es todo por hoy! Como siempre os recuerdo que tengo twitter, ask, goodreads, instragram y curiouscat y que me podéis encontrar en todos lados como @NeryRadioactive.
¡Muchos besos y hasta pronto!

6 comentarios:

  1. ¡OLE OLE Y OLE! Me ha ENCANTADO la entrada, se nota que te la has currado, recabando datos, experiencia personal y un montón de cosas más. A la Japan Weekend creo que he ido una vez, y fue porque todavía no sabía la diferencia entre los tres eventos xDD La verdad, yo nunca fui porque había actividades super chachis o algo así, iba a pasármelo bien con mis amigos y a comprar en los stands. Con esta entrada me has quitado una venda de los ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adkjshfkjhds me alegra mucho que te haya gustado. Dudé mucho si escribir o no está entrada, pero me alegro mucho de haberlo hecho finalmente ^___^

      ¡UN BESO ENORME JOEL! <3333

      Eliminar
  2. Estoy alucinando. Ya había oído antes sobre esto de los voluntarios y la mala organización, pero me he quedado a cuadros. Desde luego que la próxima vez que vaya a un evento de este tipo y quiera comer lo primero que preguntaré es que si pueden manipular alimentos. Espero sinceramente que lean esto y que sea para mejorar, no para empezar una guerra. Y menos por alguien que, de forma VOLUNTARIA, ha hecho tanto por ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que no habrá pasado con todos lo voluntarios, pero mi experiencia con ellos es penosa, y he acabado bastante descontenta.

      ¡MUUUUUCHAS GRACIAS POR COMENTAR LAURA! <333

      Un beso enorme guapa ^^

      Eliminar