jueves, 24 de noviembre de 2016

Reseña de Nieve | Maxence Fermine.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo otra reseña de un libro, que leí hace ya varias semanas, y que espero que os guste. ¡Empezamos!


Título original: Neige
Autor: Maxence Fermine
Páginas: 112
Editorial: Anagrama

A finales del siglo XIX, el joven poeta japonés Yuko se ejercita en el arte del haiku. Para perfeccionarse, decide viajar al sur del país al encuentro de Soseki, un anciano pintor que se ha quedado ciego. En esta relación hecha de respeto, de silencio y de signos, la imagen obsesiva de una mujer desaparecida entre las nieves reunirá a los dos hombres. Una fábula intemporal, que nos habla de vida y de poesía, de amor y de muerte.

El método de enseñanza del maestro no se parecía a ningún otro.
La primera mañana de clase, junto al río aun bañado por el alba, pidió a Yuko que cerrase los ojos y se imaginase el color.
—El color no está fuera. Está en tu interior. Sólo la luz está fuera —dijo—. ¿Qué ves?
—Nada. Con los ojos cerrados, lo veo todo negro. ¿Usted no?
—No —contestó Soseki—. Veo también el azul de las ranas y el amarillo del cielo. Así pues, ¿quién de los dos está más ciego?
Yuko hubiera querido decir que el cielo no era amarillo ni las ranas azules, pero se abstuvo de hacer el menor comentario. Tal vez el anciano se hubiera vuelto loco. O aquello fuera pura senilidad. No quiso decepcionarlo.
—Maestro —dijo—, empiezo a ver.
—¿Qué ves?
—Veo el rojo de los árboles.
—Tonto —contestó Soseki—. Eso no puede ser. Aquí no hay árboles.

Resulta que el otro día fui a la biblioteca, con intención de sentarme ahí a leer cualquier cosa. Di una vuelta por las estantería hasta que di con este libro. Me llamó la atención porque transcurría en Japón, y yo soy muy fan de la cultura japonesa, además era muy corto, por lo que podría leerlo allí de una sentada. Y eso mismo hice.

Nieve nos cuenta la historia de Yuko, un joven que quiere ser poeta, pero sus haikus, que solo hablan de la nieve, necesitan algo más para convertirse en un verdadero arte. Y así comienza su viaje, al sur del país, donde se encontrará con Soseki, un anciano ciego que le ensañará a perfeccionar su poesía.

La sinopsis es sencilla, ya que se trata de un libro muy breve, que más bien parece un cuento para adultos. Se narra la historia de Yuko, y a su vez la de una mujer que éste encuentra en la nieve. Me ha parecido una historia dulce, bonita, agradable, para pasar una buena tarde.


Ha sido precisamente la historia de la mujer que está en la nieve la cosa que más me ha gustado del libro. Creo que está contado de una manera muy buena, consiguiendo unir todas las tramas al final, y comprender a la perfección la historia. Fermine ha hecho un gran trabajo.

Está narrado en tercera persona de una forma muy poética. A pesar de que el libro tiene más de cien páginas, se lee de una sentada. Las letras son muy grandes, y se hace bastante ameno. Yo tardé cosa de media hora en terminarlo.

Hablemos un poco de los personajes, empezando con Yuko. Vemos toda la historia a través de sus ojos, y en general es un personaje que no me ha disgustado. Lo único es que me ha chirriado un poquito su nombre, ya que él es un chico, y Yuko de toda la vida ha sido nombre de tía. No me parece mal que se pongan nombres femeninos a personajes masculinos o viceversa, pero estando en el siglo XIX en Japón, me parece poco creíble que se ponga un nombre a alguien que no corresponda con su género. Sinceramente creo que el autor no estaba muy informado acerca de nombres japoneses y se creía que era un nombre masculino xd. Lo mismo que con Park del libro Eleanor y Park... ¿Por qué los autores nunca se informan de cómo se usan los nombres en países diferentes al suyo, si quieren hacer personajes de dicha procedencia?

En fin, siguiendo con los personajes tengo que hablaros de Soseki que ha sido mi favorito, porque los abuelos a mí me dan mucha ternura, y más si son maestros de estos a los que se les va un poco la cabeza, como a Jiraya. Es un personajes guay.


Y del resto de personajes no os voy a hablar porque tampoco hay muchos y si os hablo de todos le quito emoción al libro. Simplemente decir que me gustan mucho Soseki y la mujer de la nieve. Creo que para ser un libro tan corto el autor consigue desarrollar bastante los personajes, cosa que me ha gustado mucho.

La verdad es que este libro me ha sorprendido porque no se parece a nada que haya leído antes, y tenía la sensación de que no me iba a gustar, pero finalmente sí. Me parece muy original el hecho de que parezca un cuento, y que tenga una historia tan cuqui. No sé, ha sido muy distinto a lo que imaginé que sería.

Así que en definitiva y ya para terminar, Nieve es un libro con una historia breve pero muy bonita. Os lo recomiendo mucho para una tarde lluviosa, con una manta y una taza de algo caliente, para leerlo de una sentada.



¡Y eso sería todo por hoy! Os recuerdo que tengo twitter, donde estoy fangirleando siempre y os cuento mis dramas (@NeryRadioactive), ask y curiouscat, donde podéis preguntarme dudas, insultarme en anónimo o declararme vuestro amor secreto (@NeryRadioactive y @NeryRadioactive), goodreads, donde escribo mini críticas y os mantengo al tanto de mis lecturas (@NeryRadioactive), e instagram, donde subo fotos de mi cara de pan (@NeryRadioactive). ¡Seguidme en todos lados!
¡Muchos besos y hasta pronto! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada